El punto de partida de este propuesta narrativa de dispersión que —aún hoy— continúa expandiéndose en diferentes formatos, es la exploración de un tema que se ramifica en múltiples aristas: el encarnizamiento terapéutico. Tratamos el tema a través de diversas producciones: novela, pieza teatral, dossier fotográfico, cómics, video, performance en vivo y novela gráfica.

En febrero de 2017 se publicará la novela gráfica completa (96 páginas a todo color). Ya les avisaremos cómo y dónde adquirirla.

Antes de que eso ocurriera hicimos artesanalmente una versión sintética de la novela. Un libro breve y hermoso trabajado a mano, hecho con mucho amor y delicadeza. Una edición de pocos ejemplares pero con un enorme valor emocional y estético. Aquí publicamos todas las novedades relacionadas con esta pequeña versión de artista de Modus Operandi, desde cómo lo encuadernamos hasta cuáles fueron sus caminos, entre otras cosas.

LA NOVELA GRÁFICA



 De textura onírica y argumento inquietante, Modus Operandi, la novela gráfica creada por Muriel Frega (artista plástica e ilustradora) y Carina Maguregui (escritora y  guionista), propone un acercamiento diferente a una tragedia silenciosa. Entre la realidad y la alucinación, la protagonista de Modus Operandi es una paciente víctima del encarnizamiento terapéutico y la deshumanización de la práctica médica.





Modus Operandi continúa con belleza plástica la exploración de aquel concepto que Michel Foucault expuso en sus estudios sobre el biopoder: “El cuerpo humano es el lento resultado de acciones artificiales y represivas que incesantemente le imponen las tecnologías del poder. Para estas tecnologías incluso las funciones vitales, la sexualidad, la enfermedad y la muerte son factibles de ser sometidas a manipulaciones médicas, económicas y políticas, es decir, a unos procesos de control”.




Como tira unitaria, Los espantapájaros obtuvo una mención especial en el Concurso Nacional de Historietas Roberto Fontanarrosa 2008, fue publicado en la antología de ese concurso y en diversos medios: revista Nómada de la Universidad Nacional de San Martín, en el magazine mexicano Replicante, en Blanco Experimental de Chile y en revista RAWR (México), entre otros.

El rey francés, otro de sus capítulos, también recibió una mención especial en el Concurso Crack Bang Boom Edición 2011, Rosario, Argentina.





CAPÍTULO 1 LOS ESPANTAPÁJAROS

Proclamados vigilantes de la soberanía orgánica, nacieron para ser interventores. Es sabido que con ese pulcro talento se nace, como un pura sangre. No son suficientes el oficio y el entrenamiento, hacen falta ese brillo frío en los ojos del cerebro y ninguna duda en la racionalidad del pulso, relojeriles capacidades vedadas a la mayoría de los mortales. Pero ellos son definitivamente diferentes.


Self-proclaimed vigilantes of organic sovereignty, they were born to intervene. It is known that such precise talent one can only be born with, like a blueblood. Neither dexterity nor training is enough. It requires having that cold spark in your mind’s eye and confidence in the rationality of your pulse – clockwork-like skills only bestowed upon a few mortals. But they are definitely different.









CAPÍTULO 2 EL REY FRANCÉS


Ángela siente que el brillo de sus ojos se apaga como lo hace la llama cuando abandona al pabilo. Los últimos destellos huyen dela terpia intensiva y ella queda a merced de la oscuridad monárquica. Todas las tiranías se parecen tanto.

Ángela feels the light in her eyes dimming like a flame running out of candlewick. The last sparks flee from the intensive therapy and she is now at the mercy of the monarchic darkness. All tyrannies are so alike. 







  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada